dimecres, 1 de desembre de 2010

¿DE QUÉ HABLAMOS, CUANDO HABLAMOS DE LOS LIBROS DE TEXTO?


Tras la charla de Jaume Martinez Bonafé, profesor de la universidad de valencia, con su visión crítica sobre los libros de texto, las futuras generaciones de profesionales dedicados a la enseñanza,  se están planteando  si se puede trabajar sin libro de texto en el aula.
Aunque toda la vida hemos estado acostumbrados a trabajar con ésta herramienta, tenemos que saber que existen otras, de igual o mayor utilidad, según opiniones,  que permiten  enseñar sin necesidad de utilizar un libro de texto. Estas herramientas son las nuevas tecnologías: pizarra digital, ordenadores, libro digital, etc.
 Mediante estas nuevas herramientas se puede aprender de forma más dinámica, divertida, útil, y sobretodo es más económico. Más útil, ya que tenemos que adaptarnos a los nuevos tiempos, a éste mundo que está continuamente cambiando, haciéndose cada vez más tecnológico , es decir, revolucionando digitalmente a pasos gigantescos.
Como propone Manuel Area, Catedrático de Tecnología Educativa de la Universidad de La Laguna (España), ¿por qué no sustituir los libros de texto por libros digitales?  Si se  ha introducido las tecnologías en el uso cotidiano para facilitar la vida, por ejemplo, se ha sustituido el mapa de papel por el GPS,  yo me pregunto; ¿por qué no utilizar las nuevas tecnologías en el ámbito escolar?
Tenemos que tener en cuenta que, educar mediante las tecnologías es beneficioso para el alumno, ya que además de aprender conocimientos/ contenidos que también incluyen los libros de texto, aprenden a manejar las tecnologías, permitiéndoles llegar a ser competentes digitalmente en estos tiempos tan revolucionarios tecnológicamente hablando.
 Cabe destacar, que mediante la utilización de setas herramientas, las clases ya no serán tan monótonas y aburridas como siempre. De este modo, los alumnos estarán más motivados, al estar cautivados por la magia de las tecnologías, aprendiendo más, de forma más individual, y mediante un autoaprendizaje.
Me gustaría recalcar ésta última idea, la de autoaprendizaje. Tenemos que preparar a nuestros hijos para el día  a día, como la vida misma, los alumnos en este vida  tienen que ser capaces de valerse por si mismos, de ser independientes.
 Lo mismo ocurre  en la educación, ellos tienen que ser capaces de aprender por ellos mismos, de saber seleccionar la información que encuentran, y de aprender investigando por ellos, ya que “cada uno se tiene que sacar susa castañas del fuego” y no esperar que nadie lo haga por ti.
Con este aprendizaje, los niños adquieren un mayor sentido de la responsabilidad, haciéndoles madurar de un amanera espectacular, dejar de ser “niños de papá” acostumbrados a que se lo hagan todo, ¡ya es hora  de que se espabilen! , o ¿qué creéis? Queremos unas generaciones útiles y no como actualmente, “que no saben ni hacer la o con un canuto”.
Y relacionando este tema con un problema actual, como es la crisis económica, los libros de texto suponen un gasto económico enorme, del mismo modo que inútil, que puede ser evitado, siendo abolido y sustituido por las tecnologías, contribuyendo a la recuperación económica del país. Paco Llorens, explicaba en una reunión la revolución tecnológica que ha sufrido el mundo de la impresión digital. Actualmente cuesta más enviar un libro a cualquier sitio que producirlo físicamente.
A la industria editorial de los textos escolares no le interesa  que se sustituyan los libros ya que es un negocio, por ello la  Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza, no llevó a cabo el estudio que les propuso Manuel Area, “la realización de un estudio que respondiera a preguntas tan cruciales para su futuro como si los libros de texto desaparecerán “fagocitados por el material multimedia ofertado a través de Internet” o si tendrán que reinventarse en formatos híbridos papel/bits”.
Como alternativa, propusieron el proyecto basado en las reconversiones necesarias que adoptaran las editoriales de libros de texto, ante la incorporación de las TIC a los centros escolares. Este estudio Manuel Area lo tituló;”Reinventar el material didáctico en el siglo XXI.  Visiones y propuestas sobre el futuro de los libros de texto en España”.
Otro aspecto que me gustaría comentar, como ya dijo Jaume,  los libros de texto seleccionan la información según lo que el autor cree que s más importante. Esto nos hace plantearnos si realmente esos temas contienen la información más importante  o puede haber otra más relevante.
Otra de las preguntas que nos podemos plantear, nosotros los futuros docentes, es si tenemos que ceñirnos a esos temas que esa herramienta nos impone, o podemos crear nuestro temario siendo tan competente como este, permitiendo los objetivos establecidos en el curriculum de primaria.
 Además, con ésta forma de trabajar,  obligaremos a los profesores a ser más originales a la hora de dar sus clases, teniéndose que “currárselas” más, ya que no tendrán toda la faena hecha.
Como última conclusión, decir que, nosotros somos el futuro, y por tanto, somos quiénes formaremos a los futuros escolares. En nuestras manos está el renovar la educación o quedarnos atrasados.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada